Archivos Mensuales: septiembre 2012

RECETA: Tosta de Arenques en vinagre sobre Queso fresco y Yogur, con Rábano y Cebolleta

Seamos sinceros: este plato no es 100% Made in Belgium. Cualquiera que haya viajado a los países escandinavos, Holanda e incluso al IKEA de Alcobendas habrá oído hablar de la afición a comer arenques, sardinas y bacalao de los habitantes del norte de Europa.

Pues lo mismo les pasa a los belgas: el arenque es un alimento popular en las casas y en los restaurantes de la región más próxima a la costa.

Hemos preparado nuestra propia versión a la española: ¡en tosta de pan casero!


Ingredientes para 6 tostas

– Pan para las tostas.

En Atelier Belge lo hacemos casero, estrecho y alargado, con semillas y una mezcla de harinas similar a la del pan payés, pero cada uno puede hacerlo sobre el pan que quiera. Si alguien quiere la receta también del pan, solo tiene que pedirla.

– Para la mezcla de queso fresco y yogur:

160 gr de yogur Brut Nature (éste es el que usamos nosotros, pero se puede usar cualquier otro: por ejemplo, griego o casero)

160 gr de queso Philadelphia

20 gr de aceite de oliva Picual

 – Para el topping:

150 gr de filetes de arenque marinado en Vinagre (quizás los encontréis en los supermercados bajo el nombre de rollmops)

24 gr de rábano

36 gr de ajetes

36 gr  de cebolleta tierna

24 gr de aceite de oliva Arbequina

Cebollino, sal y pimienta negra recién molida al gusto

Elaboración

Mezclamos bien el yogur con el queso Philadelphia y el aceite de oliva Picual.

Cortamos los filetes de arenque en tiras pequeñas.

Picamos el rábano en láminas muy finas.

Picamos los ajetes en trozos de unos 2 mm.

Picamos la cebolleta tierna de la misma forma y la pasamos por agua con hielo; escurrimos bien.

Picamos un poco de cebollino.

Sobre cada rebanada de pan extendemos unos 60 gr de la mezcla de yogur, queso y aceite de oliva. Sobre ella colocamos las tiras de arenque. Encima de cada tira, una rodaja de rábano. A continuación ponemos el ajete y la cebolleta picados, y después el aceite y el cebollino. Sal y pimienta al gusto.

Bon appetit!

Nota del Chef

Habrá quien se pregunte por qué tanta manía exactitud con los gramos, habiendo unidades, manojos, cucharadas,… Es simple: ésta es la misma receta, con las mismas cantidades, proporciones e ingredientes, que usamos en Atelier Belge. Queremos que si alguien lo ha probado y se anima a hacerla en casa, ambos platos se parezcan lo más posible. Podríamos decirte “un par de rábanos” pero, ¿son dos rábanos pequeños? ¿Tres? Si es muy grande, ¿es suficiente con uno? Mejor lo dejamos en 24 gramos, y cada cual que compre los rábanos del tamaño que guste.

Actualización: Maridaje

Le Fruit Defendu, una cerveza de trigo y cebaza de sabor fuerte y amargo matizado por notas afrutadas y de chocolate. Es muy aromática y de largo retrogusto.

 

Anuncios

RECETA: Mejillones a la Marinera, un clásico belga

Si hay un plato que la gente suela nombrar sin dudar cuando se menciona la cocina belga son los mejillones:

– ¿Bélgica? Ahí es donde comen mejillones, ¿no?

Afortunadamente hay otros platos, pero sí, las cazuelas de mejillones son a Bruselas lo que la paella a Valencia.

.

Ingredientes

– 1 kg de Mejillones
– 40 gr de Mantequilla
– 20 gr de Apio Verde
– 40 gr de Cebolla

.

Elaboración

Cortamos el apio en juliana fina y la cebolla, en brunoise (dados pequeños). Ponemos la mantequilla en una cazuela, la derretimos y añadimos el apio y la cebolla. Rehogamos.

Limpiamos a conciencia los moluscos y los ponemos a hervir con agua en la misma cazuela donde hemos rehogado la verdura. Tapamos con una tapa para que el agua no se evapore y dejamos hervir a fuego medio durante unos minutos.

Destapamos y, con otra cazuela de tamaño similar, damos la vuelta al contenido (como si de una tortilla de patata se tratara): el objetivo es que el apio y la cebolla queden en la parte de arriba, y los mejillones debajo. Tapamos de nuevo y dejamos hervir otros dos minutos más. Y listo.

Bon appetit!

Mejillones a la Marinera “versión libre”, by @paco229

Presentación

Llevar a la mesa en la misma cazuela, para que cada comensal se sirva lo que quiera.

Se puede acompañar de patatas fritas, a la manera belga, con mostaza, mahonesa y/o ketchup (si son caseros, mejor).

.

Alternativas

Ni hay una sola forma de hacer paella, ni una sola manera de preparar los mejillones.

Con vino blanco.

A la cerveza belga.

Con bacon y champiñones.

Con nata.

E incluso con ajo y curry.

Y se aceptan sugerencias.

..

Maridaje

No es plato fácil de maridar: su sabor intenso no va con cualquier bebida. Pero siempre hay una cerveza belga para cada plato, y para unos Mejillones a la Marinera, una Jupiler es una buena elección.

.

Curiosidades

El otro día un compatriota, gourmand y, a estas alturas, uno de nuestros clientes más queridos, nos pidió esta misma receta, pero en versión “apta para paladares infantiles”. ¿Mejillones para niños? No es un bocado fácil, pero a veces los pequeños comen mejor que muchos mayores, y a sus retoños les gustó tanto que no quedó nada.

Gracias @paco229 por pedirnos la receta y alegrarnos el sábado con este descubrimiento.

A %d blogueros les gusta esto: